Cine y apuestas, gran combinación

El cine, como cualquier otra disciplina artística (ya sea la literatura, la pintura, o la fotografía), sirve en multitud de ocasiones como una especie de inspiración, de interruptor de ese algo que nos invita a comenzar una aventura, a elegir este u otro camino o, simplemente, a dejarlos todos a un lado. Por todo ello, a continuación os dejamos una lista con algunas de las tres mejores películas a este nivel que tienen relación con el mundo del juego, películas centradas en jugadores de póker o de otros juegos de cartas que, con su pericia, van logrando abrirse camino en el mundo. Y, además, dejamos una canción extra, en la que esperamos que nadie se inspire, pero que aún así merece la pena mencionar en esta sección.

Rounders

Sin duda, una de las mejores películas que jamás se han hecho sobre póker, principalmente por un reparto de otro mundo (Matt Damon, Edward Norton, John Malkovich y Martin Landau), pero también por ser un auténtico e inolvidable thriller lleno de intensidad. En Rounders Matt Damon es un estudiante de derecho y gran jugador de póker que, para ayudar a su amigo recién salido de la cárcel (Edward Norton) a pagar una deuda, jugará una partida de póker frente a personajes un tanto turbios. Uno de ellos, claro, va a ser el gran John Malkovich, esta vez bajo el sobrenombre de Teddy KGB.

Maverick

Un clásico entre los clásicos. Quizás su calidad fílmica no es igualable a otras, pero su simbolismo a llegado a tal punto que se merece un puesto en esta lista. También en este caso con un reparto de escándalo (Mel Gibson, Jodie Foster, James Garner y Danny Glover entre otros), Gibson interpretará a un jugador llamado Bret Maverick que acude a una gran partida de póker celebrada en un barco a vapor en el estado de Luisiana. Como dijo de ella el reputado crítico de cine Luis Martínez, “es como una tarde comiendo pipas: no alimenta, pero entretiene”.

21, Blackjack

Ok, tampoco es la mejor de las películas, pero aún así se la puede considerar como un film que cumple su objetivo principal: el de hacer pasar un buen rato. Aunque, eso sí, si te gustan los giros de guión, las películas de ritmo trepidante y no quitar un sólo segundo la mirada de la pantalla, 21, Blackjack puede ser tu película. Y si no, pues oye, siempre está Kevin Spacey, razón más que suficiente para ver cualquier película.

Ocean's Eleven

Cuando hablábamos de la que películas que no debería convertirse en ejemplo, precisamente nos referíamos a ésta, pero ya que la lista se había puesto de películas entretenidas relacionadas con el mundo de las apuestas, ¿Cuál mejor que Ocean's Eleven? Con un reparto de lujo (este sí que sí) y un estilo más que divertido, el director Steven Soderbergh creó uno de los filmes de acción más entretenidos y a la vez menos pretenciosos y esperpénticos que se hayan visto en el siglo XXI. Ver cómo el grupo de atracadores dirigido por George Clooney intenta dejar limpio el casino es impagable. Aunque, como ya decíamos, es mejor que nadie tome ejemplo ni se inspire.